lunes, 26 de septiembre de 2011

El Temperamento


En los primeros años de vida se comienza a adquirir las características de nuestra personalidad que nos harán ser diferentes de otras personas, esto se ve influenciado los diversos factores, entre ellos podemos encontrar la genética, el ambiente, las relaciones sociales y afectivas que establece con su entorno inmediato.
Diversos investigadores han concluido que cada individuo se distingue por diferente tipo de temperamento, los cuales influyen en su personalidad y conducta ante la sociedad, lo cual se puede observar a través de varios aspectos reflejados en las acciones que cada individuo realiza.

Alguna vez te has preguntado ¿qué es el temperamento?
Se refiere a las estables diferencias individuales de la calidad e intensidad de la reacción emocional (Goldsmith, 1987), es un factor importante en el incremento de posibilidades de que un niño tendrá problemas psicológicos o estará protegido de las consecuencias de una vida adulta estresante; se puede decir que el temperamento no es fijo e inalterable, pues diversas circunstancias parecen modificar considerablemente los estilos emocionales, principalmente en los niños. 

¿El temperamento se adquiere a lo largo de la vida o se nace así?
El temperamento es siempre algo innato, no se aprende, sino que se viene al mundo con él y, generalmente, permanece sin muchos cambios a lo largo de toda la vida, es decir esta dado por la herencia y se potencia con la acción diaria que un individuo desarrolla en su entorno, este debe ajustarse o adecuarse para se establezca una mejor convivencia con su contexto social y familiar.
Los genes pueden contribuir en el estilo temperamental que el niño o el individuo va adquiriendo, además podemos distinguir dos clases de factores ambientales: influencias ambientales compartidas,  son aquellas que influyen al mismo nivel, en todos los niños que viven en la misma familia donde se puede identificar el clima global de casa y los estilos de educación que los padres tienen con sus hijos, e influencias ambientales no compartidas, aquellas que hacen que los hermanos sean diferentes entre ellos,  (personalidad y formas de reaccionar ante diferentes situaciones).

¿Y cómo lo podemos observar?
Los investigadores de la conducta han identificado aspectos básicos e innatos, los cuales se pueden observar:
  • *      Nivel de actividad física y motora
  • *      Regularidad en el funcionamiento biológico
  • *      Disposición para aceptar personas y situaciones nuevas
  • *      Adaptabilidad al cambio
  • *      Sensibilidad a la luz, ruido y otros estímulos sensoriales
  • *      Estados de ánimo
  • *      Intensidad de respuestas
  • *      Grado de tensión y persistencia

Con la observación de estos aspectos se puede definir el tipo de temperamento que posee cada persona. Y de esta manera ubicarlos en algunas de las clasificaciones que a continuación se presentan:
 Según Thomas y Chess (1977):
  • Niño fácil

*      Establece rutinas regulares en la infancia
*      Alegre y se adapta fácilmente a experiencias nuevas
  • Niño difícil

*      Rutinas diarias y regulares
*      Lento para aceptar experiencias nuevas
*      Reacción negativa e intenso
  • Niño lento para animarse

*      Inactivo
*      Reacciones leves a estímulos ambientales y se ajusta lentamente a experiencias nuevas

De acuerdo con Jerome Kagan:
  • *      Niño inhibido: retira y manifiesta emoción negativa ante estímulos nuevos  
  • *      Niño desinhibido: se acerca y muestra emoción positiva ante estímulos nuevos

Y por ultimo Hipócrates:
*      Sanguíneos: Personas con un humor muy variable.
*      Melancólicos: personas tristes y soñadoras.
*      Coléricos: personas cuyo humor se caracterizaba por una voluntad fuerte y unos sentimientos impulsivos, en las que predominaba la bilis amarilla y blanca.
*      Flemáticos: personas que se demoran en la toma de decisiones, suelen ser apáticas, a veces con mucha sangre fría, en las cuales la flema era el componente predominante de los humores del cuerpo
Opinión personal:
Consideramos que el temperamento es un factor importante en el desarrollo de la personalidad e identidad del niño, pues de este dependen las formas de actuar ante diversas situaciones y el tipo de conducta que tendrá dentro de la sociedad. Pensamos que el temperamento es fácil de observar en las conductas que se presentan en la misma sociedad, sin embargo es difícil saberlo exactamente,  ya que los niños tienen necesidades, demandas y comportamientos que pueden ser muy diferentes de uno y otro,  esto se debe a que cada niño tiene una manera de ser que no se parece a otra, porque es único y por lo tanto cada uno tiene un temperamento diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada